“Descubrí Punto y Coma en 2006. ¡Ya tengo 59 revistas en mi casa! Hoy, después de diez años, leo, escribo y hablo español. Si mi esposa y yo estamos en España, puedo hablar con españoles en un bar, puedo leer libros de Almudena Grandes o Isabel Allende y también puedo leer periódicos como El País. Puedo hacer esto porque Punto y Coma es y seguirá siendo mi gran apoyo».

Dick van As
(Haarlem, Holanda)