“Cada dos meses, cuando recibo vuestro correo electrónico anunciando el contenido del nuevo número, espero con muchas ganas la publicación. Para mí Punto y Coma no es una revista cualquiera, es mi inspiración para seguir aprendiendo español. En cada revista encuentro vuestra pasión por la enseñanza, tan contagiosa. ¡Muchas gracias y seguid adelante hasta el número 100!”.

Irma Hollinga
(Reeuwijk, Holanda)